ROSCÓN DE REYES






INGREDIENTES

Para la masa madre

- 70 gramos de leche entera
- 10 gramos de levadura fresca
- 1 cucharada de café de azúcar
- 130 gramos de harina de fuerza


Para la masa del roscón

- 140 gramos de azúcar glass
- la ralladura de la corteza de medio limón y de media naranja
- 60 gramos de leche entera
- 70 gramos de mantequilla ablandada (mantequilla a temperatura ambiente)
- 2 huevos XL
- 20 gramos de levadura fresca
- 450 gramos de harina de fuerza
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de ron (opcional)
- 1 cucharada de miel (opcional)

La levadura fresca la encontraréis en la sección de productos frescos cerca de las natas. Se vende en bloques pequeños de 25 gramos.
Si vais a rellenar el roscón con nata o trufa no es necesarios echar el ron y la miel.


Para la decoración

- 1 huevo batido
- azúcar humedecido
- frutas escalfadas o caramelizadas (opcional)
- frutos secos (almendras, piñones ..)

En casa no nos gusta la fruta escalfada. Por ello la he sustituido por orejones y dátiles además de almendras crudas en cubitos.


PASO 1: HACER LA MASA MADRE


En un bol echamos 70 gramos de leche entera a temperatura ambiente y 10 gramos de levadura fresca.



Con una cuchara removemos bien para que la levadura se disuelva por completo.




Añadimos la cucharada de azúcar y 130 gramos de harina de fuerza.




Usando las varillas de amasar, amasamos la preparación.




Obtendremos una bola de estas características. Sacamos la bola y echamos agua templada en el bol. Volvemos a colocar la masa madre.




Cuando la bola empiece a flotar, la sacamos y ya estará lista para hacer el resto de la masa.



PASO 2: PREPARAR LAS RALLADURAS


Mientras se va haciendo la masa madre prepararemos las ralladuras de limón y naranja. En un bol echamos 120 gramos de azúcar glass y la ralladura de medio limón y media naranja. Removemos bien con un tenedor y reservamos.



PASO 3: HACER LA MASA DEL ROSCÓN



Al igual que hicimos con la masa madre, disolvemos 20 gramos de levadura fresca con 60 gramos de leche entera a temperatura ambiente.




Agregamos dos huevos grandes y la mantequilla ablandada y batimos bien. A continuación añadimos el azúcar glass con las ralladuras de naranja y limón, la miel y el ron. Volvemos a batir.




Ahora agregamos la bola de la masa madre y usaremos las varillas para amasar bien.




Ahora añadimos la pizca de sal y 450 gramos de harina de fuerza tamizada. Para tamizarla se coge un colador y se va pasando la harina por él.







Cogemos las varillas y volvemos a amasar hasta obtener una bola grande.




Enharinamos la mesa de trabajo y colocamos la masa encima para trabajarla a mano. Nos ponemos unas gotas de aceite de oliva en las manos para poder amasar con más facilidad y hacemos una bola.




Colocamos la bola sobre un plato grande.




Cubrimos con un paño limpio para dejar que la masa repose a temperatura ambiente unas 5 o 6 horas.




En este tiempo la masa doblará su tamaño.

Volvemos a amasar la bola y la dividimos en dos si queremos hacer dos roscones medianos, o la dejamos tal cual para hacer uno grande.




También podemos hacer bolas pequeñas para hacer mini roscones, ideal para un desayuno.

Si vais a meter una sorpresa es el momento de ponerla en la masa. Si no tenéis sorpresa podéis introducir una moneda envuelta en papel albal. Dejamos reposar las bolas 5 minutos sobre una hoja de papel de horno.



Introducimos el dedo pulgar en la masa para hacer el agujero y vamos dándole forma de roscón. Os aconsejo hacer un agujero bastante grande ya que con el horneado se va a estrechar más. Se deja reposar unas dos horas tapado con un paño seco.


Cuando haya levado encendemos el horno a 180 solo la parte de abajo y mientras se va calentando decoraremos el roscón. Primero lo pintamos con huevo batido.




Humedecemos un poco de azúcar normal con unas gotas de agua y lo ponemos sobre el roscón.

Podéis añadir lo que más o guste para decorarlo. Como veis yo he puesto unos orejones cortados por la mitad, medio dátiles, azúcar humedecido y almendras crudas en cubitos.


Introducimos el roscón en el horno sobre el papel de horno y en ese momento encendemos la parte de arriba del horno también. Se deja unos 15 minutos vigilando que no se queme la parte de arriba. Si veis que se está haciendo antes que la de abajo, recubrid el roscón con papel albal.



Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Se puede comer así o rellenarlo con nata, trufa, crema ... Para rellenarlo se corta por la mitad.

Así me han quedado los mini roscones. No les he hecho agujero para que fueran tipo brioches.





2 comentarios:

María dijo...

Que ricoooooo

Los blogs de María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.