POLLO EMPANADO


Preparando la pechuga de pollo de esta manera, ya veréis como os queda muy jugosa y gracias a los ingredientes usados para macerar la carne, tendrá un sabor muy especial que gustará a todos. Se puede cambiar el pollo por pechuga de pavo y os quedará igualmente buena.



Ingredientes

Pechuga de pollo
Ajos
Salsa de soja
Cerveza
Sal
Aceite
Harina
Huevo batido
Pan rallado
Nata líquida para cocinar
Mostaza
Azúcar


Preparación

En un cuenco grande echar la pechuga de pollo troceada junto a los ajos pelados y cortados, la salsa de soja, la cerveza, una pizca de sal y un chorrito de aceite.

Introducir en la nevera unas dos horas para dejar macerar.

Poner la carne en un colador.

Pasar los trozos de carne por harina, huevo y pan rallado.

Calentar aceite en una sartén. Cuando esté muy caliente, freír la carne empanada. Poner la carne sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

En otra sartén echar 200 ml de nata. Cuando empiece a hervir añadir 2 cucharaditas de mostaza y 2 cucharaditas de azúcar. Remover de vez en cuando. Cuando empiece a espesar, retirar del fuego y servir en un cuenco.

TARTA DE QUESO CON FRAMBUESAS





Existen muchísimas formas de realizar una tarta de queso. La que os presento está basada en la receta original de philadelphia pero he cambiado las proporciones y agregado algún ingrediente nuevo. Lo que me gusta de esta tarta es que a parte de que está deliciosa, es muy fácil de hacer, no necesita horno, y sobretodo no lleva huevos, lo que la hace ideal para ponerla como tarta de cumpleaños para que mi hijo no se sienta excluído debido a su alergia.

Para la cobertura, he elegido un sirope de frambuesas de la marca vahiné, pero podéis poner sirope de lo que queráis, fresas, arándanos, melocotón, albaricoque, y si tenéis fruta fresca, podéis ponerla encima para decorarla. Si no tenéis sirope, podeís poner directamente mermelada, o hacer el sirope vosotros mismos. Al final os explico como se hace.

Tenéis que hacer la tarta el día anterior y servirla bien fría.


INGREDIENTES:

► 25 galletas María
► 150 g de mantequilla
► 2 tarrinas de queso philadelphia
► 200 ml nata
► 200 ml leche
► 1 yogur griego danone
► 150 g azúcar
► 10 g gelatina neutra en polvo
► Sirope de frambuesa




PREPARACIÓN:

♦ Desmenuzamos las galletas. Podemos colocarlas dentro de un trapo de cocina y machacarlas con el mortero. Luego las echamos en un bol, dónde podemos terminar de aplastar.

♦ Colocamos la mantequilla en un bol pequeño, y lo introducimos unos 2-3 minutos a 300 en el microondas.

♦ Echamos la mantequilla sobre las galletas y trabajamos la mezcla.




♦ Usaremos un molde desmontable. Colocamos papel de horno sobre la base, montamos los laterales, le damos la vuelta y recortamos todo el papel sobrante.

♦ Repartimos la masa de galletas, aplastándola bien con una cuchara. Introducimos el molde en la nevera para que la masa se ponga dura mientras realizamos la crema de queso.




♦ En un cazo, echamos el queso philadelphia, la nata, la leche, el yogur y el azúcar. Lo calentamos a fuego suave removiendo de vez en cuando. Retirar antes de que se ponga a hervir.




♦ Colamos la preparación, y echamos el sobre de gelatina. Removemos bien.




♦ Introducimos la mezcla en el molde y lo guardamos en la nevera. Cuando hayan pasado unas tres horas, comprobamos que la mezcla se ha endurecido y entonces podremos cubrir la tarta con el sirope o la mermelada. De nuevo lo introducimos en la nevera unas horas más.





♦ Antes de desmoldarla, pasamos un cuchillo con cuidado por las paredes del molde para despegar la tarta.




Como hacer el sirope:

Se necesita:
• 300 gr. de frambuesas frescas
• zumo de 1/2 limón
• 3 cucharadas soperas de azúcar
• 2 hojas de gelatina neutra

Hidratamos las hojas de gelatina en un vaso con agua fría. En un cazo calentamos las frambuesas lavadas, con el zumo de medio limón y el azúcar. Removemos de vez en cuando. Cuando la mermeleda esté hecha, la retiramos del fuego para triturarla. Si queremos que sea más fina, la pasamos por un colador. De nuevo echamos la preparación en el cazo y la ponemos al fuego. Cuando la salsa esté bien caliente, añadimos la gelatina escurrida a la mezcla y removemos hasta que se disuelva totalmente.