CRÊPES




Es inútil describir lo que es una crêpe ¿Verdad?. ¿Quien no la ha probado alguna vez? ¡Qué ricas están! Y a mi me salen de vicio.

En cuanto al origen hay varias teorías. Dicen que en el siglo V, el papa Gelase, quería recompensar el fervor de sus peregrinos que llegaban agotados a Roma ofreciéndoles unas tortas hechas con harina y huevos para que recuperaran las fuerzas. Estas serían las primeras crêpes de la historia.
Sin ir más lejos, nos podemos situar en la Bretaña, al oeste de Francia, dónde se confeccionaban unas crêpes con agua, miel y harina de trigo de la cosecha anterior. Los campesinos muy supersticiosos creían que protegería la futura cosecha en contra del moho, y el hogar de la desgracia. El ritual era que la primera crêpe debía parar en lo alto del armario y quedarse ahí todo el año. Para dar la vuelta a la crêpe en la sartén había que sostener una moneda en la mano izquierda para asegurarse prosperidad durante todo el año, y con la derecha voltear la crêpe al aire. Hay gente que hoy en día sigue esa tradición, aunque en las ciudades no se deja una crêpe en lo alto del armario.

Hoy en día, las crêpes se hacen en cualquier momento del año, pero la tradición requiere hacerlas para los carnavales. Su forma y su color evoca el Sol. Es una manera de celebrar la primavera que se acerca. La palabra en sí evoca alegría y fiesta ya que se asocia con los carnavales.
Principalmente era un plato de "pobres". Con el tiempo, la receta se ha ido enriqueciendo con nuevos ingredientes como la leche, los huevos, etc...

Cómo veis tiene connotaciones religiosas, supersticiosas y tradicionales. Pero a nosotros lo que nos importa es que acaben en nuestro estomago ¿verdad?
Hay muchas variantes y recetas. Se puede tomar dulce o salada. Las crêpes saladas se suelen llamar "galettes". Se puede usar la misma receta que las dulces, pero quitando el azúcar. Se pueden rellenar de lo que quieras. Si las quieres tiernas tienes que hacerlas a fuego vivo, si las quieres más duras a fuego lento. Personalmente me gustan más las tiernas que son más sabrosas.
La crêpe debe de ser comida recién hecha a ser posible. Sino, calentarlas un poco al microondas. Calientes están mucho más buenas.

Yo os voy a dejar una receta que llevo muchísimos años haciéndola. Os puedo asegurar que salen unas crêpes buenísimas, tiernas y esponjosas. Vamos que si tenéis invitados vais a quedar como Dios. Hay gente que sustituye la levadura por un vaso de cerveza. Yo no lo he intentado nunca ya que tal cual os dejo la receta no necesita ningún cambio.
CRÊPES LIGERAS
(Para 6 personas)

INGREDIENTES

* 150 g de harina
* 50 g de Maizena
* 1 pizca de sal
* ½ paquete de levadura
* 3 cucharadas soperas de aceite
* 15 cl de agua
* 15 cl de leche del tiempo
* 4 huevos
* 4 cucharadas soperas de ron negrita o vino oporto
* 2 cucharadas soperas de azúcar en polvo
* 2 cucharadas soperas de azúcar vainillada
* un poco de ralladura de limón
* mantequilla salada (Arias, President)


PREPARACIÓN

► En un bol grande, mezclar el harina, los azucares, la maizena, la sal, la levadura, el aceite y los huevos.

► Diluir poco a poco con la leche, el agua y el ron para obtener una masa muy lisa. Añadir la ralladura de limón. Si salen grumos podéis usar la batidora. Dejar reposar la masa un par de horas.

► Derretir un poco de mantequilla en una sartén a fuego medio alto. Se puede usar un pedacito de trapo limpio y meter dentro una nuez de mantequilla, atar el trapo con una cuerda. Cogerlo por arriba y pasarlo por la sartén para que la mantequilla salga con el calor. De esa manera no hay riesgo de pasarse con la mantequilla. Echar masa suficiente para cubrir la sartén con una capa fina. (Recordad que se trata de hacer una crêpe fina y ligera.) Yo echo masa en el centro y moviendo la sartén voy repartiendo la masa para cubrir el fondo por completo. Darle la vuelta a la crêpe para que se haga por los dos lados. Si tenéis maña podéis hacerlo con un golpe de muñeca. Yo uso una espátula fina de madera.

► Servir las crêpes calientes.

Acompañamiento

Se pueden comer las crêpes solas o rellenas con azúcar en polvo, mermelada, miel, nata, leche condesada, nocilla ... lo que queráis. Al gusto de cada cual.











No tenéis porque hacer toda la masa el mismo día. La masa se conserva perfectamente hasta una semana en la nevera. Por lo cual, podéis usar la cantidad de masa que queréis para haceros crêpes en cualquier momento del día. Si tenéis alguna duda sobre la receta, decírmelo y si las habéis hecho también.



Botox Spain
ferienwohnung menorca
Paquetes vacacionales
tarot

1 comentario:

María dijo...

A mi hija tambien le salen divinas, yo nunca las he hecho, te lo puedes creer??? a mi las que mas me gustan son las de rellenos salados.