Cómo montar la nata

En el supermercado encontraremos nata para montar. Es mucho mejor que la nata que compramos en bote ya que la nata montada tiene más consistencia que la de bote que enseguida pierde toda su fuerza.

Para montar la nata no hay más truco que el FRÍO. La nata debe estar muy fría y se debe conservar el frío mientras se monta.

Yo la monto con varillas eléctricas a la potencia más baja.

Introduzco las varillas en la nevera un rato antes de empezar.

En un cuenco grande se echa unos hielos y agua fría. Introducimos otro cuenco de cristal con la nata liquida bien fría de la nevera. Echamos el azúcar al gusto.

Sacamos las varillas de la nevera y empezamos a batir la nata hasta que se monte.

Una vez que la nata esté montada no hay que seguir batiendo. El exceso puede cortarla.

Se puede hacer a mano pero se tarda mucho más.

No hay comentarios: